Aprendo con La Calesa

Especialistas en materiales de refuerzo educativo

Sobre la enseñanza y aprendizaje del vocabulario (V.b)

La enseñanza sistemática del vocabulario

La selección de los vocablos a enseñar sistemáticamente

               

                A la hora de concretar la programación didáctica del vocabulario (de centro, ciclo o aula), la preocupación del profesorado es determinar qué vocablos han de ser enseñados sistemáticamente.

Una clasificación de los vocablos que consideramos muy útil para la selección de vocablos es la que proponen Beck, McKeown y Kucan (2002). Según estas autoras, existen tres niveles de vocablos: en el nivel 1 estarían las palabras más básicas que casi nunca requieren su enseñanza porque están en el vocabulario oral de casi todos los alumnos (playa, bicicleta, balón); en el nivel 3 se sitúan las palabras con baja frecuencia de uso que suelen aprenderse en las distintas áreas o materias (ensenada, algoritmo, istmo); los vocablos del nivel 2 son vocablos muy usados por hablantes maduros, cuyo aprendizaje procura un uso cualificado del lenguaje y, por tanto, reclaman su enseñanza sistemática. Por su importancia y utilidad, por su frecuencia y su potencial instructivo, las palabras del nivel 2 son la fuente básica en la selección de vocablos cuyo aprendizaje desea promoverse sistemáticamente.

El problema que se plantea es de dónde elegir vocablos de nivel 2, en qué fuentes pueden encontrarse. Y cómo sabemos identificar las palabras de nivel 2. En el caso de Estados Unidos, se ha avanzado bastante en el estudio de los vocablos de la lengua escrita (libros y otros material) que se utilizan en la escuela hasta final de la enseñanza media (Nagy y Anderson, 1984; Zeno, Ivens, Millard y Duvvuri, 1995) y en el conocimiento de los vocablos más y menos frecuentes (Hierbert, 2005; Graves, Sales y Ruda, 2008). En estos trabajos puede encontrar el profesorado una magnífica fuente de selección de vocablos. En nuestro caso, puede afirmarse que existen algunos trabajos, algunos demasiado antiguos (García Hoz, 1953, 1976; Ministerio de Educación y Ciencia, 1986). La Real Academia viene realizando estudios lexicográficos, algunos de los cuales pueden ser útiles en la escuela como base para la selección de vocablos del nivel 2, referidos al español hablado. Nos referimos al Corpus de Referencia para el Español Actual (CREA), en el  que se ofrecen listados de las 1000, 5000 y 10000 formas más frecuentes, y la lista total de frecuencias. Manejar estas fuentes podría exigir un tiempo del que no dispone el profesorado.

Los centros que tienen programada la selección de libros que han de leer sus alumnos (o les han de ser leídos) durante cada curso disponen de una fuente práctica de selección de vocablos. De estos libros se pueden extraer los vocablos de nivel 2 que cumplan sus características. Otras fuentes pueden ser las noticias de todo tipo (científico, social, cultural…) que se producen en el seno de la sociedad. Insistimos en que se trata de seleccionar vocablos de nivel 2. Los de nivel 1, por muy conocidos verbalmente, solo exigen el aprendizaje lector correspondiente. Los de nivel 3 casi siempre surgen en las áreas o asignaturas científicas.

Una cuestión que se plantean algunos profesores es la siguiente: ¿cómo puedo saber cuándo un vocablo es de nivel 2? La mejor respuesta es: utilizando el propio juicio del docente. Si a ello añadimos la práctica repetida y consciente, el problema quedará solucionado.

Otra cuestión: ¿Cuántos vocablos para cada curso hay que seleccionar? La respuesta deben darla los equipos de profesores de acuerdo con la realidad sociocultural del alumnado.

 

Dejamos para el próximo post la cuestión de los métodos y actividades a seguir en la enseñanza y  aprendizaje del vocabulario sistemático.

 

 

BIBLIOGRAFÍA

Beck, I.L.,  McKeown, M. y Kucan, L. (2002). Bringing Words to Life. Robust Vocabulary Instruction. TheGuilford Press.

García Hoz, V. (1953). Vocabulario usual, vocabulario común y vocabulario fundamental: determinación y análisis de sus factores. Madrid. CSIC.

García Hoz, V. (1976). El vocabulario general de orientación científica y sus estratos: bases para una enseñanza vertebrada. Madrid. CSIC.

Graves, M.F., Sales, G.C. y Ruda, M. (2008). The First 4000 words. Minneapolis: Seward Inc.

Hierbert, E.H. (2005) In pursuit or an effective, efficient vocabulary progtam. En E.H.Hiebert y M.L. Kamil, (eds.) (2005). Teaching and Learning Vocabulary. Bringing Research to Practice. Lawrence Erlbaum Associates.

Ministerio de Educación y Ciencia y Editorial Espasa Calpe (1989). Vocabulario Básico en la EGB. Madrid.

Nagy, W.E. y Anderson, R.C. (1984). How many words there in printed school English? Reading Research Quarterly, 19, 304-330.

Real Academia Española (2008). Corpus de Referencia del Español Actual.

Zeno, S.M., Ivens, S.H., Millard, R.T. y Duvvuri, R. (1995). The educator´s word frequency guide. Brewster,NY: Touchstone Applied Science Associates.

Esta entrada ha sido publicada en Competencia en comunicación lingüística y etiquetada , , , . Permalink.| Fecha por Jesús Pérez González

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

También puedes seguirnos en:
Twitter Facebook Flickr Youtube
Suscríbrete a nuestro RSS

EDITORIAL LA CALESA, PTB, Juan de Herrera, 26 - 47151 BOECILLO - Valladolid - España * TELÉFONO: +34 983 548 102 - FAX: +34 983 548 024 - e-mail: editorial@lacalesa.es


© 2012 Editorial La Calesa www.lacalesa.es